TONOS MUY ESPAÑOLES

#Alimentación infantil 17 abril 2018


Rojo de la cereza y amarillo del plátano. De ahí el título de la publicación.


La cereza es una gran aliada en las dietas depurativas. 


A pesar de ser una fruta de temporada (principios de verano), en breve empezamos a verlas en nuestras fruterías si es que no las vemos ya (lo que no sé es a qué precio).


Consumir 200 gramos de cerezas por día ayuda a prevenir o mejorar muchas enfermedades, así como también a conseguir un aspecto saludable y joven. Igualmente ayuda a eliminar la retención de líquidos por su contenido de potasio y, al no tener sodio, se vuelve un compuesto maravilloso para las dietas depurativas.


El consumo de plátano está recomendado especialmente en las dietas de los niños que, en muchas ocasiones, precisan de un alimento que les ayude a saciar el hambre de forma rápida. Además, se recomienda para deportistas, quienes necesitan energías para mejorar su rendimiento.


Si mezclamos ambos ingredientes, el resultado será beneficioso al 100%.


***HELADO DE PLÁTANO Y CEREZAS (Para 6 raciones)***


-INGREDIENTES
:


•300 g de plátano maduro, congelado y en trozos


•100 g de cerezas congeladas sin hueso


•20 g de zumo de limón


•6 barquillos para decorar


-PREPARACIÓN:


1.- Ponga en el vaso el plátano congelado, las cerezas congeladas y el zumo de limón. Triture 30 seg/vel 7. Con la espátula, baje la trituración hacia el fondo del vaso y triture 10 seg/vel 4. Sirva en boles y decore con los barquillos.


***Colección de la Plataforma Cookidoo “BEBÉ, ALIMENTACIÓN SALUDABLE” ***