ROJO ES SALUD Y VERDE TAMBIÉN

#Noticias Blog 24 agosto 2018


Estamos en verano y uno de sus alimentos estrella es el tomate, ya que combina con multitud de ingredientes y siempre le pone una nota de color a nuestros platos.


Botánicamente hablando, el tomate es una fruta, ya que se define como fruta a la parte del árbol que contiene las semillas. Pero a pesar de que técnicamente es una fruta, el tomate suele ser clasificado como un vegetal.


Si pensamos consumirlos en breve, elegiremos tomates más maduros, de color rojo intenso, piel lisa y algo blandos al tacto. Si la idea es que nos duren más tiempo, nos decantaremos por los más firmes. 


Donde mejor se conservan es fuera del frigorífico, a temperatura ambiente y evitando la luz directa del sol. Si estuviesen muy maduros, es mejor guardarlos en el frigorífico.


Su composición nutricional, baja en calorías y rica en agua, vitamina C y antioxidantes (licopeno), hacen del tomate el alimento perfecto para niños y mayores, en especial en dietas de adelgazamiento.


Existen muchas variedades de tomate, unas más adecuadas para tomarlas frescas (kumato, cherry, raf, verde…) y otras para cocinar, como el tomate pera, el canario y el tomate en rama.


Entre sus múltiples beneficios para nuestra salud destacan:

-Protege la vista


-Mejora la circulación sanguínea


-Cuida la piel


-Evita el estreñimiento


-Es un diurético natural


-Reduce el colesterol


-Combate infecciones


-Regula el tránsito intestinal


-Favorece la rápida cicatrización de las heridas


¿Necesitas alguna razón más para consumir tomates habitualmente?


No os perdáis la receta de mañana, que tendrá como ingrediente principal el tomate.