CESTILLO Thermomix® (CÓMO USARLO)

#Trucos 11 enero 2018


USOS DEL CESTILLO Thermomix® :


*Con el cestillo del vaso Thermomix® se pueden COCINAR alimentos sin que entren en contacto con la cuchilla.


Cocinar con el cesto del vaso Thermomix® es la manera ideal de preparar alimentos de acompañamiento como arroz, patatas y verduras. 


Si quieres hacer una sopa con un cuarto de pollo y un hueso de jamón, puedes introducir el cestillo en el vaso y poner en el mismo ese hueso y ese cuarto de pollo. Si te gusta con chorizo o morcilla, ya tienes el aliado perfecto para que no se deshagan al contacto con las cuchillas (tu cestillo).


Cuando quieras cocer huevos, no enciendas la vitro o el gas. Corres el riesgo de despistarte, que se evapore el agua y se quemen. Con Thermomix® y tu cestillo no te pasará. Pon medio litro de agua en las cuchillas, llena tu cestillo con 6-8 huevos e introdúcelo en el vaso. Programa unos 20 minutos, 100 grados velocidad 1 y listo!!!.


Nuestra espátula tiene una ranura que nos permite sacar el cestillo del vaso sin tocarlo. Evitamos de este modo quemaduras.


*El cestillo también nos sirve para COLAR.


Si hacemos una limonada con nuestro Thermomix® , observaremos que los trozos de limón se quedan flotando en el líquido. Podemos usar nuestro cestillo para filtrar la bebida introduciéndolo en el interior del vaso. Al servir, saldrá únicamente el líquido y los trozos de limón quedarán en el vaso.


La espátula nos ayudará a sujetar el cestillo mientras servimos.


*Finalmente, podemos usarlo para facilitar la EVAPORACIÓN de los líquidos que tengamos en el vaso, evitando salpicaduras.


Nos encontraremos infinidad de recetas que nos pedirán quitar el cubilete y poner el cestillo sobre la tapa. No es de extrañar teniendo en cuenta que sus ranuras permiten el escape del vapor y evitan las salpicaduras que el líquido del interior del vaso pueda ocasionar.


*Fuera ya del uso que podamos darle para nuestra cocina diaria con Thermomix® , no hay que olvidar que es un pequeño ESCURRIDOR. Podemos escurrir lentejas, garbanzos, alubias, pasta, lavar fruta y dejarla escurriendo, dejar descongelando porciones pequeñas de alimentos...