Corona de la Almudena,dulce típico de Madrid.

#Postres y dulces 09 noviembre 2018



El 9 de noviembre es el día de la Almudena,patrona de Madrid capital.


En este día hay un dulce típico que es la “Corona de la Almudena”, creada en 1.978 por los pasteleros madrileños para honrar a su patrona.


Aunque esta tradición no es de hace muchos años, en casi todas las pastelerías de la capital encontramos durante estos días estos riquísimos dulces.


Es un dulce muy rico,aunque hay que hacerlo con paciencia,pues tiene varias subida.


CORONA DE LA ALMUDENA:


Ingredientes:


* Para la masa madre:


- 130 gr. de harina


- 10 gr. de levadura prensada fresca


- 70 gr. de leche entera


- ½ cucharadita de azúcar


* Para la masa:


- 70 gr. de leche entera


- 70 gr. de mantequilla a temperatura ambiente


- 120 gr. de azúcar


- 2 huevos


- 20 gr. de levadura prensada fresca


- 450 gr. de harina de fuerza


- 1 pellizco de sal


* Para la crema pastelera:


- 500 gr. de leche entera


- 110 gr. de azúcar


- 10 gr. de azúcar vainillado


- 50 gr. de harina de repostería


- 4 huevos


- 2 yemas de huevo


* Para el almíbar: (es opcional)


- 150 gr. de azúcar


- 120 gr. de agua


- 1/2 vaina de vainilla o un sobre de azúcar avainillado


- 2 cucharadas de licor (opcional)


* Para la decoración:


- 1 huevo batido para pintar


- mermelada de albaricoque para pincelar


- nata montada


- 7-8 guindas


• Preparación:


1.- Masa madre:


Ponemos todos los ingredientes de la masa madre en el vaso de la Thermomix® y programamos 15 segundos, a velocidad 4.


Retiramos la masa del vaso, formamos una bola y la colocamos en un bol. La cubrimos con agua templada.


Cuando flote y doble su volumen, estará lista.


2.- Masa:


Sin lavar el vaso, ponemos todos los ingredientes de la masa en el vaso y, por último, la masa madre. Mezclamos durante 20 segundos, a velocidad 4.


A continuación, amasamos durante 3 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga.


Dejamos reposar dentro del vaso hasta que la masa se salga por el bocal (entre 2 horas y 2 horas y media).


Con la espátula, bajamos la masa hacia el fondo del vaso y programamos 1 minuto, vaso cerrado y velocidad espiga.


Vertemos la masa sobre una superficie espolvoreada con harina (es una masa blanda). La damos forma de bola, alisándola bien y formamos la corona introduciendo los dedos en el centro y abriendo la masa de modo que el agujero central quede bien grande, ya que al volver a doblar su volumen tenderá a cerrarse.


Colocamos la corona en una bandeja de horno forrada con papel vegetal o con una lámina de silicona.


Dejamos reposa hasta que doble su volumen.


Mientras tanto, preparamos la crema pastelera.


3.- Crema pastelera:


Lavamos y secamos bien el vaso y la tapa de la Thermomix® .


Ponemos todos los ingredientes de la crema pastelera en el vaso y programamos 8 minutos, temperatura 90º y velocidad 4.


A continuación, programamos 5 segundos, a velocidad 9.


Vertemos esta crema en una manga pastelera con boquilla rizada o lisa y dejamos templar.


4.- Almíbar:


En el vaso, echamos el agua, el azúcar y la vainilla. Programamos 7 minutos, temperatura 100º y velocidad 2.


Si añadimos el licor, lo añadimos una vez terminado el tiempo programado y programamos 10 segundos, a velocidad 2. Reservamos en un bol y dejamos que enfríe.


5.- Montaje y decoración:


Precalentamos el horno a 200º.


• Cuando la corona haya doblado su volumen, la decoramos con parte de la crema pastelera y pincelamos con el huevo batido.


• Horneamos a 200º, durante 20-25 minutos. Si vemos que se dora demasiado, la cubrimos con papel de aluminio pasados los 10 primeros minutos.


• Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre un rejilla.


• Cuando esté completamente fría, la cortamos por la mitad en sentido transversal y pincelamos con almíbar (ésto es opcional) las 2 partes. La rellenamos con el resto de la crema pastelera y damos brillo con un poco de mermelada de albaricoque, previamente calentada unos segundos en el microondas para que la podamos extender bien (yo añado un chorrito de agua a la mermelada antes de calentarla para que quede más líquida).


• Decoramos con unas rosetas de nata montada sobre las que pondremos las guindas.