9 consejos para cocinar al vapor con Thermomix®

#Cocción en varoma 28 diciembre 2017


¿Has pensado ya en tus propósitos para el año nuevo?


En la lista de los más populares, siempre aparecen algunos relacionados con nuestra salud: hacer más deporte, apuntarse al gimnasio, dejar de fumar... y, por supuesto, comer mejor, más sano y equilibrado.


Así que, con estos consejos para cocinar al vapor con Thermomix® , lo vas a tener más fácil que nunca.


¡Apúntate a "varomear" este 2018!


1. Ahorra tiempo cocinando a niveles


Con el recipiente varoma de tu Thermomix® puedes utilizar los diferentes niveles para elaborar un plato principal "todo en uno" (carne con patatas y verduras, por ejemplo) o preparar una comida completa con entrante, plato principal y postre.


Siempre que cocines algo que genere vapor, ya sea una sopa, una salsa o un guiso, puedes poner diferentes ingredientes en el varoma para cocinarlos al mismo tiempo.


2. Cocina más fácil y más limpio


Cocinando al vapor con tu Thermomix® evitarás engorrosas salpicaduras de grasa, además de sartenes y cacerolas quemadas de las que preocuparse. Menos que fregar y menos que limpiar.


3. Envuelve y al vapor


Los papillotes lo hacen todo más fácil. Tan sencillo como poner pescado, carne o fruta, añadir hierbas y especias, y envolverlos en papel de hornear o film transparente.


Los aromas naturales se intensificarán y los alimentos soltarán sus jugos creando una salsa sencilla. ¡Todo limpio en un momento!


4. Ordena los platos de forma adecuada


El plato que se cocina más rápido siempre hay que colocarlo en la parte superior, es decir, en la bandeja del recipiente varoma. Los ingredientes de cocción más lenta los pondremos en el cestillo.


5. Dale más sabor a tus platos


Los jugos que caen desde el varoma al vaso son fantásticos para dar más sabor a tus sopas y arroces.


Si no te gusta mezclar, también puedes separar unos platos de otros colocándolos en un recipiente resistente al calor, forrando la bandeja del varoma con papel de hornear o utilizando la técnica del papillote.


6. Haz tus carnes más jugosas


Para conseguir carnes más jugosas puedes dorarlas antes o después de cocinarlas al vapor en una sartén.


Las mezclas de especias y el pimentón añadirán color y sabor a tus carnes.


7. Prueba los bizcochos al vapor


Los bizcochos que hagas en el recipiente varoma tendrán una textura mucho más esponjosa y sabrosa. Espolvorea el molde con sémola de trigo o de maíz para, además de conseguir una mejor textura, evitar que se pegue.


8. Cocina al vapor tus congelados


Ten siempre a mano productos congelados como espinacas, frutos rojos, langostinos... ¡Son perfectos para cocinar al varoma!


9. Recalienta la comida


¿No te gusta usar el microondas? Otra utilidad que le puedes dar al varoma es la de recalentar la comida. Los alimentos se resecan menos al calentarse de una forma más suave.