Pan de queso dorado (Golden cheese bread)

#Masas, panes y repostería 06 abril 2020



Ingredientes


250 g de leche


10 g de levadura prensada fresca


1 - 2 pellizcos de azúcar


150 g de harina (y un poco más para espolvorear)


250 g de harina de fuerza


1 cucharada de hierbas secas variadas (orégano, albahaca, romero, etc.)


1 cucharada de queso parmesano rallado


1 cucharadita de sal


50 g de mantequilla fundida (y un poco más de mantequilla para engrasar el molde)


200 - 250 g de queso rallado variado (emmental, mozzarella, cheddar, etc.)


Preparación


Ponga en el vaso la leche, la levadura, el azúcar y los 150 g de harina. Mezcle 30 seg/vel 4. Deje reposar 15 minutos dentro del vaso.


Añada la harina de fuerza, las hierbas secas, el parmesano rallado y la sal. Mezcle 10 seg/vel 4 y después, amase 1 min/amasar. Deje reposar la masa en el vaso hasta que doble su volumen (30-40 minutos, en función de la temperatura ambiente).


Con la espátula, baje la masa hacia el fondo del vaso y amase 1 min/amasar. Vierta la masa sobre la superficie de trabajo espolvoreada con harina y amásela ligeramente.


Unte con mantequilla un molde de cake de 1 litro de capacidad y cubra el fondo con papel de hornear.


Divida la masa en 3 partes iguales, forme 3 cilindros y corte cada cilindro en 20 trozos irregulares del tamaño de una nuez. Coloque en el fondo del molde 20 trozos de masa, píntelos con mantequilla fundida y espolvoree con ⅓ del queso rallado. Ponga encima otros 20 trozos de masa, pinte con mantequilla fundida y espolvoree con la mitad del queso rallado restante. Termine colocando los últimos 20 trozos de masa y pinte con mantequilla (reserve el queso rallado para espolvorear). Deje reposar el molde en un lugar templado, hasta que la masa doble su volumen (40-50 minutos, en función de la temperatura ambiente).


Precaliente el horno a 180°C.


Introduzca el pan en el horno y hornee 35 minutos (si ve que el pan se dora demasiado, cúbralo con papel de aluminio). Retire el pan del horno (no apague el horno) y separe los bordes del molde con un cuchillo o espátula. Desmolde el pan sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear. Dele la vuelta con cuidado y espolvoree con el queso rallado restante.


Vuelva a introducir en el horno durante 2-3 minutos hasta que el queso esté fundido. Retire del horno y colóquelo en el centro de la mesa para ir cogiendo las porciones de pan con el tenedor.