Roscón de Reyes (Receta 1 - sencilla)

#Postres y dulces 21 diciembre 2020



Hola a tod@s. 


El Roscón de Reyes es una de mis recetas favoritas, ya que lo he hecho numerosas veces. 


Voy a poner en mi blog algunas recetas, para que practiquéis con todas. Si nunca lo habéis hecho, os aconsejo comenzar con estas receta, es de las más sencillas y sale exquisito. Es una variante del llamado "Prado Camacho". Voy a añadir algún truco o variante para facilitaros su cocinado.


Ingredientes


1 piel de limón sin parte blanca + 1 piel de naranja de zumo sin parte blanca 


130 gr de azúcar blanca


120 gr de leche del tiempo


70 gr de aceite de mantequilla (¡ojo! nunca margarina)


15 gr de levadura fresca (prensada, la venden en los supermercados en la sección de frío)


2 huevos


25 gr agua de azahar (la mejor es marca Triana, de venta en farmacias)


400 gr harina de fuerza


Fruta escarchada, almendra laminada, azúcar humedecido.


Una figurita o un haba, envuelto en papel film alimentario


Elaboración


Pulverizamos el azúcar 20 seg. Velocidad progresiva 5-7-10, echamos las pieles 10 seg. Velocidad progresiva 5-7-10.


Añadimos la leche, programamos 4 min. 37 grados, vel. 1.


A continuación la levadura, los huevos, la mantequilla y el agua de azahar.


Echamos la mitad de la harina, 15 seg. Vel. 6. Echamos el resto de la harina y programamos 3 min, función amasar.


Dejamos reposar la masa en el vaso hasta que salga por el bocal. El vaso debe estar con el cubilete puesto, dos trapos de cocina encima, envuelto en una bolsa de plástico y yo, además, lo pongo junto a un radiador en un taburete y una toalla cubriendo el radiador y el vaso (haciendo una especie de tienda para que esté calentito). En este estado lo dejo dos horas. 


Bajamos la masa con la ayuda de la espátula y amasamos 1 min. función amasar.


Ahora os doy un consejo: poned en la encimera la bandeja de horno en la que vayáis a hornearlo, con un papel de horno cubriéndola. Echáis la masa del vaso y siempre, si es la primera vez, os va a parecer que le falta harina, PERO NO, se manejará bien si os untáis bien las manos con el aceite de oliva. A medida que vayáis tocando la masa, será más manejable, hasta hacer una bola. 


Después de hacer la bola, le dais golpes contra la superficie (la bandeja con el papel de horno) hasta que vaya haciéndose aún más tratable. Después, con la bola ya hecha y manejable, metéis el dedo índice y vais haciendo el agujero más grande como si tuvierais una madeja de lana en las manos, hasta que quede con en la foto. Será mucho más fácil si hacéis dos bolas y hacéis dos roscones más pequeños.


Si no vais a rellenarlo con nata, será el momento de meterle la figurita, metiéndola entre la masa.




Cuando esté así, lo pintamos con huevo batido y lo metemos en el horno sin calor durante otras dos horas. Si tenemos prisa, lo podemos poner a 50º y será mucho menos tiempo. 


Después de este proceso habrá crecido muchísimo, lo adornamos con cuidado con las frutas escarchadas, el azúcar humedecido y las almendras laminadas. 



Ponemos el horno a 180º y horneamos 15-20 minutos, calor arriba y abajo sin ventilador.


Cuando tome color, listo, no os paséis en la cocción, se hace muy rápido.


Si queréis rellenarlo con nata, esperáis a que se enfríe, ponéis dos palillos para señalar por dónde empezáis a cortar, cortáis con un cuchillo grande (en la encimera de la cocina, no en la bandeja, en una superficie LISA), separáis las partes, metéis la figuritas, echáis la nata y volvéis a juntar las partes haciendo coincidir los palillos. 


El secreto para que no se ponga duro al día siguiente es conservarlo muy muy bien tapado con papel film o de aluminio. 




Y recordad, para un buen roscón hacen falta dos ingredientes secretos que no vienen en ninguna receta: una buena dosis de paciencia y mucha fe en que os saldrá bien. No molestéis a vuestro roscón mientras leuda, hay que dejarle tranquilito. 


Si queréis probar la receta guiada de Cookidoo, que también queda de maravilla, y aplicar los mismos trucos, pinchad AQUÍ


#roscóndereyes #navidad #celebración #díadereyes