TARTA DE QUESO ESTILO "LA VIÑA" Thermomix®

#Postres y dulces 06 diciembre 2019




Hoy vengo con la receta de la que para mí es la mejor tarta de queso que he probado nunca y no es otra que la del restaurante "La Viña" de San Sebastián. Yo he podido probar la original del restaurante y es realmente espectacular. 


Yo hago unas pequeñas modificaciones, en lugar de los 1000 gramos de queso cremoso que pide, yo pongo 750 gramos de queso cremoso (suelo usar light para rebajar un poco las calorías y queda igual de rica) y 250 gramos de queso mascarpone. He probado de ambas maneras y me gusta más con esta modificación.


También reduzco mucho la cantidad de azúcar, para mí 350 gramos es excesivo y queda demasiado dulce, así que pongo 200-250 gramos de azúcar y una cucharadita de azúcar vainillado, pero esto ya irá en cada uno y en lo dulce que os gusten las cosas.


También se puede hacer la receta con la mitad de ingredientes para que quede una tarta más pequeña, la haríamos en un molde de 22 cm y quedaría perfecta. 


Ingredientes


750 g de queso cremoso (yo uso light)


250 g de queso mascarpone


500 g de nata (35% de grasa)


5 huevos L


200-250 g de azúcar


1 cucharadita azúcar vainillado


30 g de harina


Preparación


1. Precalienta el horno a 200ºC con calor arriba y abajo. Moja y escurre una lámina de papel de hornear de aprox. 40x40 cm y forra un molde desmontable de Ø 24-26 cm (al ser una preparación líquida es necesario que el papel la recoja para que no se salga).


2. Pon en el vaso el queso cremoso, la nata, los huevos, el azúcar y el azúcar vainillado y la harina y mezcle 30 seg/vel 5. Vierte la mezcla en el molde preparado y hornee 50 minutos (200°C) hasta que la superficie esté dorada. Introduce un palo de brocheta o una aguja en el centro de la tarta para comprobar la cocción: si sale limpia, aunque la parte del centro se mueva, es que está lista. Si veis que se empieza a dorar mucho la superficie (aunque tiene que quedar doradita) y aún no está hecha, podéis taparla con papel aluminio. 


Deja templar dentro del horno con la puerta entreabierta.


Retira del horno, desmolda cuando ya esté fría y sirve a temperatura ambiente, regada con miel, mermelada u otro topping a su gusto. A mi me gusta comerla sola, sin nada, pero eso ya va en gustos.


No dejéis de probarla porque está realmente exquisita.


Y ya sabéis que si tenéis cualquier duda o queréis solicitar una demostración en vuestra casa del Thermomix® TM6 totalmente gratuita y sin compromiso solo tenéis que poneros en contacto conmigo a través de los apartados "Consúltame" o " Te llamo gratis" de este mismo blog.