Hummus de judías verdes con Thermomix® méndez álvaro

#Aperitivos, entrantes y tapas 11 junio 2020

El hummus es una crema de puré de garbanzos cocidos, originariamente con zumo de limón, pasta de tahina y aceite de oliva. Proviene de Oriente Medio y en España es consumido con regularidad y muy aceptado. Actualmente tiene muchas variantes, hoy voy a enseñaros una de ellas, con judías verdes.


Las judías verdes pertenecen a la familia de las leguminosas y existen más de cien variedades repartidas por todo el mundo. Aportan pocas calorías al organismo y son ricas en vitaminas, aminoácidos, minerales y fibra, por lo que los beneficios para la salud son numerosos:


1. EL ANTIOXIDANTE POR EXCELENCIA


Junto con los guisantes y las alubias negras, las judías verdes cuentan con la mayor cantidad de antioxidantes con respecto a otros alimentos. Esto es debido a su alto contenido en vitamina C, manganeso, betacaroteno, flavonoides y carotenoides, que contribuyen a combatir los radicales libres. Además, estos antioxidantes previenen el envejecimiento prematuro.


2. SON BUENAS PARA LA MEMORIA


Contienen vitamina B1, la encargada de producir energía y estimular las funciones cognitivas, así como de la síntesis del neurotransmisor relacionado con la enfermedad de Alzheimer.


3. TIENEN PROPIEDADES ANTIINFLAMATORIAS


Su aporte de fibra ayuda a prevenir la diabetes tipo 2, mientras que la vitamina C y beta-caroteno son beneficiosas para el sistema inmunológico y para aquellas personas con artritis reumatoide o asma, así como para la gripe y los resfriados.


4. AYUDAN A PERDER PESO


Destacan por sus propiedades diuréticas y depurativas, lo que las convierte en un básico de todo régimen de adelgazamiento. Ayudan a luchar contra la retención de líquidos y no contienen grasas.


5. ALIADAS DEL EMBARAZO


Las judías tienen una gran cantidad de ácido fólico, un nutriente esencial para el organismo, especialmente para aquellas mujeres embarazadas. Y es que, se ha demostrado que el ácido fólico contribuye tanto a prevenir enfermedades, como a favorecer el desarrollo del feto, por lo que este alimento es un fundamental de las dietas durante el periodo de gestación e incluso, en el de lactancia.


Ingredientes



  • 300 g de agua

  • 200 g de judías verdes redondas frescas en trozos o bien 200 g de judías verdes planas frescas en trozos

  • 30 g de cebolla o bien 30 g de chalota

  • 1 - 2 chiles rojos frescos

  • 1 hoja de salvia fresca (y 2-3 hojas más para decorar)

  • 50 g de aceite de oliva virgen extra

  • 150 g de garbanzos cocidos (en conserva) lavados y escurridos

  • 1 - 2 pellizcos de sal


Preparación



  1. Ponga el agua en el vaso. Introduzca el cestillo con las judías verdes y programe 20 min/Varoma/vel 1. Con la muesca de la espátula, extraiga el cestillo. Vacíe el vaso.

  2. Ponga en el vaso la cebolla, el chile fresco y la salvia y trocee 3 seg/vel 5. Con la espátula, baje los ingredientes hacia el fondo del vaso.

  3. Añada 30 g de aceite y sofría 3 min/120°C/vel 1.

  4. Agregue las judías verdes reservadas, los garbanzos y la sal y programe 6 min/100°C/vel 1.

  5. Incorpore 20 g de aceite de oliva virgen extra y mezcle 20 seg/vel 5 -8 progresivamente. Vierta en un bol y sirva templado o frío (ver sugerencia) decorado con 2 cucharadas de garbanzos, hojas de salvia y chile fresco en rodajas finas.


Puede sustituir las judías frescas por judías congeladas.


Sirva con crackers o pan tostado.


Puede añadir un chorrito de zumo de limón en el momento de servir.